Alejandro Mendoza Gamiño

Inicio » Sin categoría

Category Archives: Sin categoría

Big Data en el sector Artístico, Cultural y Creativo

La gran cantidad de datos que se está generando en Internet, si se utiliza adecuadamente, puede servir para generar conocimiento que ayude a guiar las decisiones de los responsables no solo de procesos de negocio, sino también del sector cultural y de las organizaciones sin fines de lucro.

Big Data_ en la Industria Cultral y Creativa

Big Data_ en la Industria Cultral y Creativa

El comportamiento de los usuarios de redes sociales, teléfonos móviles y contenidos de Internet, se refleja en esa gran cantidad de datos que se generan diariamente y que analizados adecuadamente pueden ayudar a conocer lo que los usuarios piensan, hacen y esperan.

El enfoque ahora es hacia el desarrollo de herramientas tecnológicas que permitan seleccionar los datos relevantes, filtrar y extraer de ellos información que al aplicarla en los procesos genere valor en el servicio o producto que queremos dar a conocer.

El usuario común de la red, genera todos los días una gran cantidad de datos, lo hace al utilizar cualquier buscador de Internet, el cual generalmente es un motor de búsqueda basada en algoritmos que procesan una gran cantidad de datos para poder encontrar la información que se busca, también genera una gran cantidad de datos al utilizar las redes sociales como Facebook o Twitter, las cuales son plataformas que manejan un volumen importante de datos sobre los usuarios, sus perfiles, sus grupos de amigos, listas, eventos, y contactos. Cuando un usuario consulta el correo electrónico, también genera grandes volúmenes de datos, pues los proveedores de este servicio, aplican algoritmos de gestión de mensajes, contactos, filtrado de spam, reenvío, y contactos de usuarios que envían enormes volúmenes de mensajes.

Este tipo de algoritmos, técnicas y herramientas para manejar datos son relevantes en el sector artístico cultural ya que pueden ayudar a gestionar adecuadamente la información que es relevante para este sector.

El Big Data se ha venido definiendo por medio de cuatro “uves”, la primera “uve” se refiere al Volumen de datos, lo cuales pueden llegar a ser del orden de terabytes. La siguiente “uve” es la de Variedad, con lo cual nos referimos a que los usuarios pueden recibir información de diversas fuentes de datos, que pueden bases de datos privadas, redes sociales, documentos oficiales, o datos de acceso abierto, como la que generan los gobiernos y ponen disponibles para uso general.

Otra “uve” es las de Velocidad,  ya que cada vez más se están requiriendo datos en el momento, es decir, en tiempo real para poder tomar decisiones oportunamente, monitorizar o dar seguimiento a los procesos que nos interesan, ya sea el lanzamiento de un servicio, los flujos o los cambios de opinión de nuestros usuarios.

La intención es que todos estos datos generen Valor, la cuarta “uve”, que pueda reflejarse en el sector artístico, cultural y creativo.

Cuando somos capaces de conjugar estas cuatro uves, tenemos no solo una gran cantidad de datos, sino que podemos relacionar diversas fuentes de información para extraer conocimiento y anticipar situaciones para decidir oportunamente y generar propuestas de valor para nuestros usuarios. A partir del análisis de los datos podemos segmentar nuestras audiencias para enfocar adecuadamente la oferta de nuestros servicios de manera más personalizada.

La mayor parte de las organizaciones utiliza ya los datos para hacer listas de correo electrónico, organizar a sus usuarios con base en su perfil, o emplean alguna red social para dar a conocer sus propuestas, sin embargo, el uso de los datos es aún incipiente en muchas áreas del sector artístico cultural y creativo, aún falta mucho por hacer.

Muchas de las preguntas que son difíciles de contestar en el sector artístico cultural, pueden encontrar mejores respuestas al analizar los datos para detectar cuál es la audiencia a la que se está llegando, cuál es el verdadero valor que perciben los usuarios, cómo se generar un modelo de nuestra oferta para que perdure en el tiempo. Los datos nos revelan información importante y nos pueden llevar a formular propuestas creativas.

Alejandro Mendoza Gamiño

Ciudades Inteligentes (Smart Cities) y la promoción del Arte y la Cultura

Con un sentido incluyente las ciudades inteligentes deben buscar la integración de la  ciudad, su industria y sus ciudadanos para mejorar la vida urbana a través de soluciones sostenibles integradas, así como desarrollar soluciones locales en un mercado global, para lo cual es importante generar una comunidad de ciudadanos capaces de compartir experiencias para que una ciudad pueda aplicar soluciones innovadoras que puedan ser adaptables a través de prácticas de Networking-Benchmarking.

Ciudades Inteligentes, Arte y Cultura

Ciudades Inteligentes, Arte y Cultura

Mediante la apropiación de nuevas prácticas ciudadanas, participar en el diseño de herramientas y métodos que permitan analizar datos para tomar decisiones eficaces y eficientes, poner en valor el patrimonio cultural, a través de las nuevas tecnologías y ampliarlas a diversos ámbitos de la vida.

Aplicar la idea de “smart city-smart heritage” para promover el arte y la cultura que son recursos muy importantes de cada región. Que el patrimonio histórico sirva como base para generar innovación y riqueza con el apoyo de las nuevas tecnologías, dentro del marco global de Ciudad Inteligente. El patrimonio cultural ha cobrado una importancia singular en los últimos años, al constituir uno de los testimonios fundamentales de la trayectoria histórica y de la identidad de los distintos pueblos. Los bienes que lo integran, tanto materiales como inmateriales, conforman un legado insustituible, que es preciso transmitir a las generaciones futuras.

Alejandro Mendoza Gamiño

Referencias

López, D. (2014). El futuro del Patrimonio Cultural y las “Smart Cities”- Cultura en desarrollo, IX  Encuentro de las Ciudades y Entidades del Foro de la Ilustración, IVAM, Valencia, España

¿Ciudades Inteligentes o Ciudadanía Inteligente?

Cultura Digital y Economía Creativa

Cultura Digital y Economía Creativa

La ciudadanía organizada a través de los medios digitales, está influyendo de diversas maneras en la conformación de ciudades inteligentes. Las formas de organización en las ciudades parecen ya no estar focalizada en una administración central, sino que se distribuyen en diversos agentes y en la ciudadanía que de manera colectiva interviene en los asuntos públicos, influyendo en aspectos como la denuncia de las necesidades ciudadanas, la trasformación de los espacios artístico – culturales, así como la creación de nuevos bienes y servicios apoyados en el uso de los medios digitales, por lo que se hace necesario analizar el impacto de los Laboratorios Ciudadanos, los SmartCitizens, la Economía Creativa, los Distritos Culturales, los Nodos de Innovación, el Turismo Inteligente, los Cluster de los Museos, el Placemaking, el Big Data y la Anilla Cultural, como manifestaciones de las nuevas formas de actuación en las ciudades de la era digital.

Alejandro Mendoza Gamiño