Alejandro Mendoza Gamiño

Inicio » Innovación Tecnológica » Ciudades Inteligentes en Europa

Ciudades Inteligentes en Europa

Ciudades Inteligentes en Europa

Como parte de un estudio llevado a cabo por el Departamento de Políticas del Parlamento Europeo sobre las Ciudades Inteligentes en Europa, se realizó un análisis detallado de la alineación de cada ciudad con respecto a los objetivos de Europa para el año 2020 (European Parliament, 2014), teniendo en cuenta la forma en que se desempeñan las ciudades en el contexto de las prioridades nacionales de su país y las circunstancias políticas y socioeconómicas, la cual condujo a la selección de las seis Ciudades Inteligentes con más éxito: Amsterdam (Países Bajos), Barcelona (España), Copenhague (Dinamarca), Helsinki (Finlandia), Manchester (Reino Unido) y Viena (Austria).

Ciudades Inteligentes en Europa, Alejandro Mendoza Gamiño

En cada una de estas ciudades, se evaluaron una serie de iniciativas con el fin de identificar los factores que las llevaron a su éxito, lo que demostró que la mayoría de las soluciones se centran en el transporte, la movilidad y la gobernanza inteligente, revelando las principales soluciones genéricas en estas áreas, las cuales también incluyen tecnologías de la construcción. Las seis dimensiones o ejes de acción bajo los cuales operan las Ciudades Inteligentes son:

  • Economía inteligente
  • Movilidad inteligente
  • Entorno inteligente
  • Personas inteligentes
  • Vida Inteligente
  • Gobernanza inteligente

En relación a la inversión, el estudio señala que casi todas las soluciones puedan recuperar lo invertido en el corto y mediano plazo. El análisis  también se refirió a una serie de buenas prácticas, cada una relacionada con tres factores importantes para el éxito de las Ciudades Inteligentes y el despliegue de soluciones viables: una visión clara; la participación de los ciudadanos, representantes y las empresas locales; y procesos eficientes.

Entre los factores para el éxito de las Ciudades Inteligentes, el estudio ha detectado lo siguiente:

Vision. El análisis pone de manifiesto que la inclusión y la participación son objetivos importantes para los programas exitosos  de las Ciudades Inteligentes, para evitar la polarización entre las áreas urbanas de altos ingresos y las de bajos ingresos.

Gente. Los estudios de caso destacaron a los “líderes inspiradores” que están detrás de la mayoría de las iniciativas exitosas. Se señala que los ciudadanos deben tener la facultad mediante la participación activa de crear un sentido de pertenencia y compromiso, y eso es importante para fomentar entornos participativos que faciliten y estimulen la contribución de la empresa, el sector público y los ciudadanos.

Proceso. Entre los hallazgos se señala que la creación de una oficina central que actúa como intermediario entre las ideas y las iniciativas de una Ciudad Inteligente, es de vital importancia y permite la coordinación de ideas y proyectos de los beneficiarios de las  diversas partes interesadas. Que la coordinación a nivel local también puede ser importante para la captación, para garantizar la integración de soluciones a través de una agenda de iniciativas. Muchos municipios insisten en que la información sobre los servicios públicos puede proporcionarse como ‘datos abiertos’. Esto permite que los individuos y las empresas puedan procesar y recombinar estos y otros datos disponibles con el fin de crear recursos útiles para el público, por ejemplo, información del tráfico en tiempo real.

Es importante para las ciudades poder participar en redes para compartir conocimientos y experiencias, así como para la promoción de sus propias iniciativas, aprender de otros y sentar las bases para una futura colaboración.

En España se ha constituido una Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI, 2014), con el fin de promover el intercambio de experiencias y el tra­bajo conjunto con vistas a desarrollar un modelo de gestión sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incidiendo en aspectos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la administración electrónica, la atención a las personas o la seguridad.

Con esta iniciativa se busca construir una “red española de Ciudades Inteligentes” capaces de promover la gestión automática y eficiente de las in­fraestructuras y los servicios urbanos, así como la reducción del gasto públi­co y la mejora de la calidad de los servicios, consiguiendo atraer la actividad económica y generando progreso.

La innovación y el conocimiento, apoyados en las Tecnologías de la Informa­ción y la Comunicación (TIC), y la cooperación entre el sector público y el priva­do, son ingredientes clave para el progreso de las ciudades, para una sociedad más cohesionada y solidaria capaz de generar y atraer talento humano y de crear un nuevo tejido económico de alto valor añadido.

La Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) empezó a gestarse en junio de 2011 con la firma del ‘Manifiesto por las Ciudades Inteligentes. Innova­ción para el progreso’, cuyo compromiso era crear una red abierta para pro­piciar el progreso económico, social y empresarial de las ciudades a través de la innovación y el conocimiento, apoyándose en las Tecnologías de la Infor­mación y la Comunicación (TIC).

Tras la sesión fundacional, celebrada en Logroño, la Red se constituyó formalmente en junio de 2012 en Valladolid, convirtiéndose en la primera ex­periencia mundial que aglutina a diferentes Ciudades Inteligentes con un fin común. La fundación Fundetec fue elegida para coordinar la Oficina Técnica.

En su origen, RECI está formada por 25 municipios que conforman su Junta Directiva: A Coruña, Alicante, Barcelona, Burgos, Cáceres, Castellón, Córdo­ba, Guadalajara, Logroño, Lugo, Huesca, Madrid, Málaga, Murcia, Palencia, Pamplona, Rivas-Vaciamadrid, Salamanca, Santander, Segovia, Valencia, Va­lladolid, Vitoria-Gasteiz, Sabadell y Zaragoza. No obstante, la Red está abierta a la entrada de nuevas ciudades, y sus integrantes se espera que lleguen a más de medio centenar.

Alejandro Mendoza Gamiño

—-

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: