Alejandro Mendoza Gamiño

Humanidades Digitales, el nuevo campo de estudio

La informática aplicada en las ciencias humanas aporta nuevas capacidades en la producción, análisis, y visualización de los conocimientos que se generan en el campo de las humanidades.

header-915122_1280

Si bien la informática tiene una larga lista de aplicaciones académicas y de investigación en las cuales se trabaja actualmente, existen campos de frontera dentro del ámbito de las humanidades digitales, en los cuales un buen número de estudios y publicaciones se están concentrando y que marcan la tendencia en esta nueva área del conocimiento. Por ello, deben realizarse estudios dedicados a  identificar entre estos campos de frontera, todos aquellos que se vinculan o pueden aplicarse en apoyo a las Humanidades en la Era Digital.

El ámbito de las Humanidades Digitales abarca un amplio número de campos de estudio de frontera, dentro de los cuales se incluyen:

– Las colecciones digitales, archivo y codificación de texto,

– La lectura y análisis de textos electrónicos,

– Las tecnologías de mapeo geoespaciales y la crítica discursivas,

– El análisis de grandes volúmenes de datos (Big Data), la informática social, la externalización de tares (crowdsourcing), y la creación de redes,

– Los entornos de visualización inmersiva tridimensional (3D).


Alejandro Mendoza Gamiño

Anuncios

¿Cómo generar una Sociedad más Innovadora a partir de un Gobierno Abierto?

Una dimensión inherente a las Ciudades Inteligentes es la de posibilidad de habilitar un gobierno abierto con características más democráticas para la ciudadanía.

UnaSociedadInnovadora

El gobierno abierto ha sido analizado por autores como Jordi Graells (Graells, 2012),  quien ha puntualizado las características más relevantes que deben darse para transitar hacia una gobernabilidad abierta:

Transparencia de información. La transparencia como instrumento de control de la ciudadanía sobre la actividad pública.

Datos abiertos. La apertura de los datos de la administración pública para que respondan a nuevos usos y generen nuevo valor público o nuevos modelos de negocio.

Propiedad intelectual abierta. Una gestión de la propiedad intelectual abierta como puede ser el licenciamiento bajo una licencia Creative Commons, la cual permite copiar una obra, reproducirla, comunicarla públicamente y transformarla para generar nueva obra sin restricciones.

Participación ciudadana. Una participación en los asuntos públicos de manera activa y crítica por parte de los ciudadanos.

La colaboración para una metrópoli innovadora. La colaboración puede actuar para generar soluciones inteligentes y para impulsar el progreso humano.

Alejandro Mendoza Gamiño

 

Internet de las Cosas y las Ciudades del Futuro

Las TIC actualmente se encuentran en evolución hacia el Internet del Futuro, con lo que se prevé por ejemplo la necesidad de conectar una mayor cantidad de dispositivos tanto fijos como móviles, fenómeno al que se ha denominado como el Internet de las Cosas (IoT), entre las posibilidades que sugiere el Internet del futuro se encentran: la virtualización de los dispositivos de almacenamiento; las aplicaciones que puedan utilizarse de manera ubicua desde cualquier tipo de dispositivo de acceso; aplicaciones en la nube; la red semántica o web 3.0 para facilitar las búsquedas y gestión de la información; la conexión de un creciente número de sensores y dispositivos urbanos y domésticos. Todos estos cambios se espera tengan un gran impacto en las llamadas Ciudades Inteligentes.

Internet de las cosas

Internet de las cosas

De acuerdo con estudios de la consultora global sobre tecnología de información International Data Corporation (IDC), las principales tendencias que están dando forma a las Ciudades Inteligentes son las siguientes (Clarke, 2013):

-Las ciudades se encuentran en una necesidad creciente de competir a nivel global para atraer talento. Las Ciudades Inteligentes atraen jóvenes talentos y emprendedores que contribuyen al crecimiento económico, la innovación, y la generación de empleo.

-El crecimiento de las poblaciones urbanas está generando una saturación de los espacios públicos y los servicios como hospitales y escuelas, por lo que se requiere el uso de tecnología para planear un crecimiento inteligente y para gestionar eficientemente los recursos existentes.

-El cambio climático exige un uso eficiente de la energía y son las áreas urbanas las que en gran medida contribuyen a la emisión de gases contaminantes. Las ciudades juegan un papel importante en el uso de la energía y la reducción de las emisiones de carbón, se requiere un uso más de la iluminación pública,  edificios ecológicos, un mayor uso del transporte público y la reducción del tráfico.

 

-Las ciudades deben proveer servicios que ayuden a reducir la brecha digital, ya que los ciudadanos, esperan interactuar desde sus dispositivos electrónicos con las instancias de gobierno y acceder a los servicios públicos.  Las generaciones más jóvenes esperan emplear sus dispositivos móviles para tareas como encontrar un taxi, ubicar la parada del autobús, encontrar el restaurante más cercano, reportar un bache, o una luz pública rota. Requieren servicios consistentes y personalizados que estén disponibles desde sus dispositivos inteligentes. Se requieren nuevos canales de contacto como call centers. Hacerlos accesibles a toda la población, especialmente a los menos favorecidos o a los adultos mayores que tienen dificultades para usar la tecnología.

 

-La proliferación de tecnología implica un crecimiento explosivo de los datos. La gran cantidad de datos vendrá desde las videocámaras, sensores en los puentes, en los parques en los tubos de agua, la iluminación pública. El reto de las grandes cantidades de datos y su análisis es convertir eso en información y conocimiento útil.

 

Otros estudios recientes de IDS (Posel, 2014) sugieren pronósticos optimistas para las Ciudades Inteligentes a nivel global, y destacan tecnologías como la nube, los dispositivos móviles, el Big Data, los sensores y el internet de las cosas, así como las innovaciones en nuevas formas de operar los servicios públicos y el desarrollo de aplicaciones para el uso de datos abiertos, lo que se estima generará una gran inversión en la conformación de Ciudades Inteligentes en el corto plazo.

 

Para el futuro próximo IDC sugiere que con el fin de planear adecuadamente el crecimiento de las Ciudades Inteligentes se requiere entre otras cosas, contar con estándares de desempeño que permitan medir el progreso hacia la madurez como Ciudad Inteligente, contar con una estrategia de análisis de datos de la ciudad, y utilizar en lo posible servicios en la nube (Heaton, 2014).

 

Compañías internacionales como CISCO consideran que el internet de las cosas conectará en el futuro a las personas, los datos, las cosas y los procesos en redes con billones o trillones de conexiones (Clarke, 2013). Este tipo de conexiones generarán cantidades ingentes de datos sin precedentes, datos que pueden analizarse para ser utilizadas de manera inteligente con muchas posibilidades, para utilizar los recursos más eficientemente y ahorrar dinero, así como para proporcionar mejores servicios. Se pueden identificar tres formas en las que el internet de las cosas modificara nuestras vidas:

 

-En internet de las cosas permitirá automatizar la conexión sin intermediarios entre las personas y los servicios, como pueden ser los servicios de salud, de seguridad o de transporte por medio de sensores conectados a las personas o a las cosas.

-Permitirá la comunicación inmediata para tomar decisiones al momento, esto será posible por medio de sensores dotados de cierta inteligencia para analizar información y emitir alertas que ayuden a detectar o prevenir ciertos eventos.

-Nueva información será develada, los sensores conectados en una ciudad permitirán comprender mejor los distintos aspectos de la ciudad, como los comportamientos del tráfico, la contaminación, la criminalidad. Lo que permitirá hacer una planeación más eficiente de las ciudades.

 

El desarrollo de las Ciudades Inteligentes como en el caso de Barcelona, en España, se ha apoyado fuertemente en aspectos no tecnológicos como son la visión de desarrollar proyectos locales con visión global y el establecimiento de estándares para los servicios públicos. La base tecnológica para hacer posible estos proyectos involucra el desarrollo de una red metropolitana de alta velocidad, una plataforma de sensores, y las interfaces abiertas para permitir el desarrollo de aplicaciones por parte de terceros, como empresas, nuevos emprendedores o universidades.

Alejandro Mendoza Gamiño

Internet de las cosas

Internet de las cosas

Economía Creativa – ¿Cómo integrar la Cultura y el Desarrollo económico?

Economía Creativa

¿Cómo integrar la Cultura y el Desarrollo económico?

La Integración entre Cultura y Desarrollo

La Integración entre Cultura y Desarrollo

Como parte de la estrategia de las Ciudades Inteligentes es importante considerar la interrelación entre cultura y desarrollo, la cultura es un agente activo de transformación social además de ser un “input” económico. Es una fuente dinámica y transformadora, que puede  considerarse, como un indicador y facilitador del desarrollo.

La economía creativa es el sector de actividades que tiene que ver con los bienes y servicios creativos y culturales, se vincula con términos que han venido al uso como son los de industrias culturales y creativas, ciudades creativas, ecosistemas, clusters, distritos culturales. Según las Naciones Unidas son “los círculos de creación, producción y distribución de bienes y servicios, que usan la creatividad y el capital intelectual, como input principal” (UNCTAD, 2008 p. 13).

Las industrias culturales en España en 2010, representaron el 5% del PIB, y otros países están apostando también por la economía creativa, en Italia por ejemplo se dan prácticas de mecenazgo donde patrocinadores de grandes firmas de moda italiana aportan recursos que son utilizados para restaurar monumentos. En París, Francia, el museo Pompidou ha incursionado en el negocio de las franquicias, para montar una representación de este museo en la ciudad de Malaga. Museos de muchas partes del mundo montan exposiciones itinerantes como una forma de conseguir recursos financieros (López, 2014).

Alejandro Mendoza Gamiño

La Importancia de la Clase Creativa

La Importancia de la Clase Creativa

Creative Class

Creative Class

El sociólogo estadounidense Richard Florida ha acuñado el concepto de Clase Creativa (Florida, 2002), para referirse al grupo de ingenieros, diseñadores, economistas, abogados, educadores, médicos, programadores, científicos, artistas, escritores,  músicos, y otros profesionales, que en conjunto conforman el motor de la economía cada vez más centrada en la innovación, el conocimiento y la creación de ideas. Richard florida estima que la clase creativa representa ya el 30% de la economía en Estados Unidos. Este grupo se caracteriza por tener una movilidad al interior y entre los países donde buscan entornos urbanos en los que se encuentre el espíritu emprendedor, la tolerancia y la diversidad cultural (Cabrera, 2013). La creatividad parece ser el recurso más importante que aporta este grupo de trabajadores que profesan los valores de individualidad, meritocracia, diversidad y apertura.

La competitividad de los países y regiones  está cada vez más ligada a su capacidad de interconexión con otros países o regiones, ya que la conectividad a nivel global de los mercados y los servicios ha generado un escenario donde todos competimos con todos.  Los centros donde se genera mayor innovación y mejores ideas son los que tienen la capacidad para tener una mayor producción y atraer más recursos financieros y de todo tipo, concentrando así la riqueza en ciertos polos de desarrollo.

Conforme la sociedad se aleja de los medios de producción agrícola y la manufactura básica para incorporar más tecnología y automatización de la producción y de los servicios, la clase creativa adquiere mayor importancia como motor del desarrollo económico. Es por eso que el recurso más importante de cada región es su capacidad para atraer individuos talentos y ofrecer entornos que les permitan desarrollar sus capacidades.

En Europa destacan como polos de desarrollo París, Londres y Berlin, mientras que en Estados Unidos, las regiones del Silicon Valley en California, Cambridge en Boston, o el Norte de Virginia, han florecido gracias a los flujos de talento y al entorno de innovación impulsado por Universidades prestigiosas que realizan investigación vinculada al entorno social y productivo como Stanford, Caltech o Berkeley. Según el Word Economic Forum se estima que existe una correlación de hasta un 50% entre el índice de competitividad y el número de Universidades de prestigio que tiene un país.

La Case Creativa busca entornos donde exista gente con talento, facilidad para continuar formándose y emprender, con infraestructura de transporte y telecomunicaciones, con gran actividad cultural y diversidad.

En estudios recientes Richard Florida ha denunciado la gran concentración de la riqueza y las diferencia abismal que la nueva economía está generando en los países de Estados Unidos y Europa en contraposición con los países del resto del mundo, pero sobre todo en relación a los países de África, India y Latino América. Según lo denunciado por Richard Florida, La región Asia-Pacífico parece ser la región que lidera la economía global con el mayor número de metrópolis que tienen más crecimiento dentro de los países

Según Richard Florida las metrópolis, que son los sitios donde se concentra la clase creativa, son los principales polos que lideran el crecimiento económico, Estados Unidos y Europa encabezan las regiones con más metrópolis mientras que en los países en desarrollo existen solo algunas metrópolis en crecimiento  (Florida, 2015).

 

Reflexion

Las Ciudades Inteligentes son los nuevos espacios de las zonas metropolitanas que se encuentran en constante evolución para ofrecer mejores servicios y elevar los niveles de bienestar social y desarrollo económico. Si bien el concepto de Ciudad Inteligente continúa en evolución, es claro que cada vez más ciudades y con mayor intensidad están empleando la tecnología, el internet de las cosas, los datos abiertos, y los espacios culturales y creativos para atraer más al talento y posicionarse en el mundo globalizado, mediante la aplicación de estrategias innovadoras y una serie de buenas prácticas que están orientadas a optimizar todos los recursos de las ciudades y sus ciudadanos.

Alejandro Mendoza Gramiño

Creative Industries

Industrias Creativas

El uso del término “Industrias Creativas” se popularizo a partir de la emisión del reporte “Creative Nation” que en 1994 se dio a conocer en Australia (Australia, 1994), desde entonces han aparecido múltiples definiciones. Entre ellas destaca la elaborada por Naciones Unidas que contempla una visión más global y define el ámbito creativo y cultural como:

Industrias Creativas

Industrias Creativas

“ciclos de creación, producción y distribución de bienes y servicios que usan la creatividad y el conocimiento como input principal; constituyen un conjunto de actividades basadas en el conocimiento, centrado en, pero no limitado a las artes, con potencial para generar ingresos provenientes del comercio y los derechos de propiedad intelectual; comprenden productos tangibles y servicios intelectuales intangibles o artísticos con contenido creativo, valor económico y objetivos de mercado; se encuentran en el cruce entre los sectores artesanal, de servicios e industrial”. (UNCTAD, 2008, p 13)

La concepción de las Naciones Unidas refleja una visión amplia de las industrias creativas y culturales que integra tanto a los sectores culturales con producciones en serie (libro, audiovisual, música) y las actividades artísticas (artes escénicas, visuales, artesanía), como a los sectores con una mayor presencia de creatividad en sus contenidos (TV, radio, prensa) y en sus servicios (arquitectura, diseño, publicidad y nuevos medios).

El desarrollo de estas industrias permite el afloramiento de una clase creativa que dinamiza la generación de ideas y contenidos creativos en la ciudad (Florida, 2002). El fomento de estas actividades, de elevado valor añadido, favorece un crecimiento sostenible basado en la innovación y el conocimiento, un empleo más cualificado, además de mejorar el bienestar y la calidad de vida de los ciudadanos.

La clasificación planteada por las Naciones Unidas sugiere una industria creativa compuesta por cuatro grandes grupos interrelacionados entre sí: patrimonio cultural, artes, medios de comunicación y creaciones funcionales.

Patrimonio Cultural:

Expresiones culturales tradicionales

Espacios culturales

Artes:

Artes interpretativas

Artes visuales

Medios de Comunicación:

Editorial

Audiovisuales

Medios impresos

Creaciones Funcionales:

Nuevos medios

Diseño

Servicios creativos

Alejandro Mendoza Gamiño

Ciudades Inteligentes en Europa

Ciudades Inteligentes en Europa

Como parte de un estudio llevado a cabo por el Departamento de Políticas del Parlamento Europeo sobre las Ciudades Inteligentes en Europa, se realizó un análisis detallado de la alineación de cada ciudad con respecto a los objetivos de Europa para el año 2020 (European Parliament, 2014), teniendo en cuenta la forma en que se desempeñan las ciudades en el contexto de las prioridades nacionales de su país y las circunstancias políticas y socioeconómicas, la cual condujo a la selección de las seis Ciudades Inteligentes con más éxito: Amsterdam (Países Bajos), Barcelona (España), Copenhague (Dinamarca), Helsinki (Finlandia), Manchester (Reino Unido) y Viena (Austria).

Ciudades Inteligentes en Europa, Alejandro Mendoza Gamiño

En cada una de estas ciudades, se evaluaron una serie de iniciativas con el fin de identificar los factores que las llevaron a su éxito, lo que demostró que la mayoría de las soluciones se centran en el transporte, la movilidad y la gobernanza inteligente, revelando las principales soluciones genéricas en estas áreas, las cuales también incluyen tecnologías de la construcción. Las seis dimensiones o ejes de acción bajo los cuales operan las Ciudades Inteligentes son:

  • Economía inteligente
  • Movilidad inteligente
  • Entorno inteligente
  • Personas inteligentes
  • Vida Inteligente
  • Gobernanza inteligente

En relación a la inversión, el estudio señala que casi todas las soluciones puedan recuperar lo invertido en el corto y mediano plazo. El análisis  también se refirió a una serie de buenas prácticas, cada una relacionada con tres factores importantes para el éxito de las Ciudades Inteligentes y el despliegue de soluciones viables: una visión clara; la participación de los ciudadanos, representantes y las empresas locales; y procesos eficientes.

Entre los factores para el éxito de las Ciudades Inteligentes, el estudio ha detectado lo siguiente:

Vision. El análisis pone de manifiesto que la inclusión y la participación son objetivos importantes para los programas exitosos  de las Ciudades Inteligentes, para evitar la polarización entre las áreas urbanas de altos ingresos y las de bajos ingresos.

Gente. Los estudios de caso destacaron a los “líderes inspiradores” que están detrás de la mayoría de las iniciativas exitosas. Se señala que los ciudadanos deben tener la facultad mediante la participación activa de crear un sentido de pertenencia y compromiso, y eso es importante para fomentar entornos participativos que faciliten y estimulen la contribución de la empresa, el sector público y los ciudadanos.

Proceso. Entre los hallazgos se señala que la creación de una oficina central que actúa como intermediario entre las ideas y las iniciativas de una Ciudad Inteligente, es de vital importancia y permite la coordinación de ideas y proyectos de los beneficiarios de las  diversas partes interesadas. Que la coordinación a nivel local también puede ser importante para la captación, para garantizar la integración de soluciones a través de una agenda de iniciativas. Muchos municipios insisten en que la información sobre los servicios públicos puede proporcionarse como ‘datos abiertos’. Esto permite que los individuos y las empresas puedan procesar y recombinar estos y otros datos disponibles con el fin de crear recursos útiles para el público, por ejemplo, información del tráfico en tiempo real.

Es importante para las ciudades poder participar en redes para compartir conocimientos y experiencias, así como para la promoción de sus propias iniciativas, aprender de otros y sentar las bases para una futura colaboración.

En España se ha constituido una Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI, 2014), con el fin de promover el intercambio de experiencias y el tra­bajo conjunto con vistas a desarrollar un modelo de gestión sostenible y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, incidiendo en aspectos como el ahorro energético, la movilidad sostenible, la administración electrónica, la atención a las personas o la seguridad.

Con esta iniciativa se busca construir una “red española de Ciudades Inteligentes” capaces de promover la gestión automática y eficiente de las in­fraestructuras y los servicios urbanos, así como la reducción del gasto públi­co y la mejora de la calidad de los servicios, consiguiendo atraer la actividad económica y generando progreso.

La innovación y el conocimiento, apoyados en las Tecnologías de la Informa­ción y la Comunicación (TIC), y la cooperación entre el sector público y el priva­do, son ingredientes clave para el progreso de las ciudades, para una sociedad más cohesionada y solidaria capaz de generar y atraer talento humano y de crear un nuevo tejido económico de alto valor añadido.

La Red Española de Ciudades Inteligentes (RECI) empezó a gestarse en junio de 2011 con la firma del ‘Manifiesto por las Ciudades Inteligentes. Innova­ción para el progreso’, cuyo compromiso era crear una red abierta para pro­piciar el progreso económico, social y empresarial de las ciudades a través de la innovación y el conocimiento, apoyándose en las Tecnologías de la Infor­mación y la Comunicación (TIC).

Tras la sesión fundacional, celebrada en Logroño, la Red se constituyó formalmente en junio de 2012 en Valladolid, convirtiéndose en la primera ex­periencia mundial que aglutina a diferentes Ciudades Inteligentes con un fin común. La fundación Fundetec fue elegida para coordinar la Oficina Técnica.

En su origen, RECI está formada por 25 municipios que conforman su Junta Directiva: A Coruña, Alicante, Barcelona, Burgos, Cáceres, Castellón, Córdo­ba, Guadalajara, Logroño, Lugo, Huesca, Madrid, Málaga, Murcia, Palencia, Pamplona, Rivas-Vaciamadrid, Salamanca, Santander, Segovia, Valencia, Va­lladolid, Vitoria-Gasteiz, Sabadell y Zaragoza. No obstante, la Red está abierta a la entrada de nuevas ciudades, y sus integrantes se espera que lleguen a más de medio centenar.

Alejandro Mendoza Gamiño

—-